Salió Hatila y perdimos en la pintura y el partido

Malvín cayó ante el conjunto de Aguada en cifras de 79 a 72. El partido tuvo predominio azul mientras Hatila estuvo en cancha y otro cuando el jugador nacionalizado fue al banco.

En el tercer cuarto cosechamos una diferencia de 11 puntos, que se redujo drásticamente con la cuarta falta personal de Hatila. De allí en más el control del juego fue para el aguatero.

Planteado de esta forma parece que pretendo indicar que Malvín perdió por no estar Hatila en cancha. En parte fue así, pero es imposible desconsiderar otros factores.

Más allá de no contar con el jugador norteño, cuya presencia en las tablas es vital para nosotros, es importante remarcar que estamos teniendo carencias en la conducción. Ninguno de los dos bases está logrando colocar la cuota de “pienso” necesaria para jugar de manera ordenada y Pablo por momentos se concentra mucho en los errores arbitrales o en errores de algunos jugadores y eso desenfoca al resto en determinados pasajes de los partidos. Tenemos que mejorar en la conducción y en el control de la bola. Ayer por ejemplo recibimos 23 puntos por pelotas perdidas. Muchísimo.

Pero la gran carencia de anoche estuvo en la intensidad defensiva.  Nos convirtieron 79 puntos. Nosotros nos hacemos fuertes cuando bajamos al rival a menos de 70 unidades.

En el arranque del partido Feeley nos acribilló con dos bombazos y luego llegó otro de Álvarez. A puro triple se van arriba. Pero la nueva incorporación azul, Calvin, respondió con la misma eficacia. Nos mantuvimos en juego con dos misiles. Ambos extranjeros debutantes se mostraban implacables en el lanzamiento exterior. En la mitad del cuarto pasamos 14 a 13 tras fenomenal hundida de Calvin tras pase de Marcos. Pero Feeley nos responde con otro bombazo, con una eficacia aterradora para nuestros intereses. El que crece en este momento es Frank con una asistencia formidable a Hatila y atacando y yendo a la línea con éxito. Pero llegó otro bombazo de Feeley, a quien no marcábamos con eficacia. De todas formas el primer cuarto fue nuestro 22 a 21.

El segundo período se abre con otro bombazo de Feeley, que a esta altura nos complicaba y mucho. En este tramo se hicieron fuertes nuestros internos. Con puntos de Hatila y de Calvin pasamos a los tres minutos 28 a 26. Ellos nos pasan con triple de Álvarez y Calvin le responde con la misma moneda unos segundos más tarde. Calvin seguía encendido en cancha de Larre Borges y, si bien mostró dificultades en defensa, asumió en la ofensiva de gran forma. El trámite estaba sumamente parejo. En los últimos dos minutos llegaron puntos desde el banco con Pitu y un minuto más tarde se produce el primer doble de Nicolás en el partido, seguido de un triplón. Cerramos mejor el primer tiempo con un Frank solvente en el ataque rápido. Primer tiempo nuestro 46 a 41.

El equipo estaba jugando con actitud  y el debut de Calvin era auspicioso. Comenzamos el tercer cuarto habilitando a Hatila en el poste bajo y cumpliendo con creces en la toma de rebotes. Con un Hatila en gran nivel llegó nuestro mejor momento del partido. Tras un triple de Calvin obtuvimos la máxima ventaja del juego a los cuatro minutos: 58 a 47. Pero unos instantes más tarde se produce la cuarto falta de Hatila y desde ese momento el juego cambió considerablemente. Con sus dos extranjeros que siempre dieron pelea, Aguada comienza a castigar nuestras defensas. Y lo hace en gran forma. Nos coloca un parcial de 11 a 3 y nuestra ventaja se evaporó. Perdíamos rebotes y en ataque se extrañaban las cortinas de Hatila. Tercer cuarto 61 a 59.

Tras mantener a Hatila en el banco y considerando la lesión de Marcel que lo marginó para este cotejo, Pablo se inclinó por poner en cancha un equipo bajo con Pitu, Marcos, Nicolás, Frank y Calvin. Con esta estatura perdimos muchos rebotes y Aguada tuvo muchos segundos tiros. Curtis nos empezó a llenar o se abría para alejar a Calvin de la toma de rebotes y padecimos en ese rubro. De hecho en este tramo podríamos afirmar que perdimos el partido en la tabla o en el bloqueo defensivo. A los cuatro minutos nos pasan con doble de Álvarez y amplían la diferencia con doble del Mono. Descontamos con un triple de Calvin, para luego presenciar el festival de rebotes y segundos tiros del conjunto aguatero. Entre Feeley y Curtis nos llenaron la canasta. Nosotros no pudimos correr ya que no tomábamos rebotes y en el juego estacionado nos faltó lucidez para hacer pesar nuestras mejores opciones ofensivas. En pocos minutos Aguada se adueñó del partido. Malvín sumó por el lado de Pitu que tuvo carácter, pero nos faltaron ideas para imponer nuestro juego colectivo. Perdimos bien 79 a 72.

El próximo juego será ante Biguá en el Canil el viernes 12. Hay tiempo para trabajar y seguir acoplando mejor a Calvin, quien mostró sus condiciones en el primer tiempo.

Nos vemos el viernes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *