Postal azul de la irregularidad

Malvín cayó ante Olimpia por segunda vez en lo que va de la temporada. El resultado final fue 81 a 75 tras alargue en 67.

Lo primero que quiero remarcar es que no perdimos por los jueces. Varios hinchas se fueron molestos por un técnico pitado a Hatila a falta de 1:19 para culminar el juego. Quizá los jueces exageraron, pero la protesta existió y no perdimos por eso. Perdimos por méritos nuestros.

El encuentro de ayer fue una postal a la irregularidad. El equipo de la playa ha jugado como un cardiograma en lo que va del campeonato, con picos altos y picos bajos. En el partido ante Nacional, por ejemplo, Marcos fue figura sumando más de 20 puntos, ayer no pudo convertir. También podemos ver un aspecto más global. Tuvimos partidos donde el banco de suplentes fue clave. Ayer nuestro recambio anotó 6 puntos (1 punto Marcel, 2 puntos Theo y 3 puntos Theo). Es cierto que no contamos con Fausto, quien sufrió un esguince de tobillo, pero sin dudas que necesitamos más aporte desde la banca.

Al principio del campeonato tuvimos un pésimo arranque y luego una muy interesante racha de victorias que se cortó en nuestra visita a Welcome. Después ganamos y perdimos, evidenciando una irregularidad que por momentos preocupa.

La irregularidad también se reflejó anoche en el tanteador. Jugamos un excelente primer cuarto y un segundo período extremadamente pobre.

A los dos minutos ganábamos 4 a 0 con puntos de Darrius. Olimpia nos iguala con puntos de Harrison, pero con un triple de Frank y otro de Darrius comenzamos a estirar la ventaja. Nuestra defensa fue casi infranqueable en este tramo y en ataque Frank fue insoportable. En el cierre hubo buenos aportes de Theo (que ingresó por la segunda falta cometida por Darrius) y de Nicolás, que sumó con un bombazo. Primer cuarto nuestro 19 a 11.

Pero en el segundo cuarto quedó claro nuestro rendimiento irregular. Apenas convertimos 8 puntos. Es cierto que Olimpia planteó una defensa asfixiante, pero también es claro que tenemos armas para vulnerarla. No jugamos bien en este tramo, tuvimos porcentajes bajísimos en triples y además anunciamos nuestro juego, mostrándonos muy estáticos en las ofensivas. En una jugada Pitu picaba la bola y los otros cuatro jugadores permanecían en la misma posición sin cortar o cortinar. Olimpia se fue arrimando de la mano de sus extranjeros. En 7 minutos nos colocó un parcial de 14 a 1 para pasarnos 25 a 20. Como dato curioso, el único jugador que sumó puntos en este período fue Frank. Anotó los 8. El resto no pudo convertir. Gracias a Frank y a un par de minutos marcando zona, pudimos mantenernos en juego. El primer tiempo se cierra con una bandeja de Silvarrey. Olimpia 30, nosotros 27.

El tercer cuarto gobernó la paridad. La ventaja del tanteador cambió de manos de forma constante. A los dos minutos pasamos con doble de Hatila 31 a 30, un minuto más tarde perdíamos 34 a 31 y a los cuatro minutos pasamos con un cañonazo de Nicolás 36 a 34. Así fue el trámite de este cuarto. Nos vuelven a pasar con triple de Harrison y respondemos con un doble de Hatila en ataque rápido tras asistencia de Frank. Nos pasan con doble de Waddell y llega un misil de Pitu para volver a tomar la delantera en el marcador. Pero ellos no se amilanan y suman con triple de Loriente. Como dijimos, el trámite fue parejo y cambiante. Tercer cuarto de ellos 48 a 45.

El inicio del último cuarto favoreció al conjunto local. Al minuto nos ganaban 52 a 46. Nos mantenemos a tiro con 4 puntos corridos de nuestro capitán, pero a la mitad del cuarto llegan dos bombazos terribles de Harrison. Fueron dos golpes duros de recibir. Nos sacaron 8 puntos de diferencia a la mitad del período. De todos modos Frank seguía encendido y respondió con un cañonazo. Ellos atacan, nos toman el rebote ofensivo y sostienen la distancia. Frank sigue asumiendo la responsabilidad con un doble, seguido de dos libres vitales de Hatila.  Llega un misil de Frank para quedar abajo 66 a 64 a falta de 2:25. Ellos suman un libre y quedan a 3 puntos. En la recarga Darrius toma un rebote de ataque y descuenta. Faltaban 50 segundos. Recuperamos la bola en el rebote defensivo y le cometen falta a Hatila. Va a la línea, acierta el primero y empata el partido en 67. Marra el segundo y Olimpia ataca. Allí se produce una jugada dudosa, donde los hinchas locales reclaman doble tras una tapa de Darrius. Honestamente, me hizo acordar a la jugada del partido entre Peñarol y Defensor Sporting cuando el Cachila Arias saca la pelota en la línea. En esta oportunidad me da la sensación que la pelota va subiendo cuando llega el bloqueo. Obviamente la mayoría de los parciales que fueron a Olimpia no comparten mi opinión. El partido culminó 67 iguales en tiempo reglamentario.

En el alargue tuvimos la primera posesión. Sin embargo no la pudimos aprovechar. Ellos sí de la mano del Bola Silvarrey. Curiosamente los que nos terminan ganando el pleito son sus dos bases (Silvarrey y Agarbado). A los dos minutos nos ganan 71 a 67 con 4 puntos del ex base playero. Descontamos con un doblón de Hatila y un libre por falta personal. Pero como dijimos, luego de los puntos de Silvarrey, llegaron los de Agarbado. Primero suma 2 y luego se produce la jugada clave del alargue. Agarbado ataca, mete el doble y Hatila le comete falta. Nuestro pívot protesta y le pitan técnico (no fue una protesta grosera), lo que significó además su quinta falta personal. El base local convirtió los dos libres que le correspondían. A falta de 1:19 nos ganaban 77 a 73. En el cierre nos quedamos sin gol y ellos volvieron a sumar con libres de Agarbado. Faltando 20 segundos estaban arriba 79 a 73. El partido se sentenció. Olimpia ganó bien 81 a 75.

Si bien la irregularidad nos puede preocupar, también debemos entender que puede ser un producto lógico de la coyuntura del campeonato. Recordemos que entre parate y parate nos ha costado tomar el ritmo y permanecer aceitados. Seguramente no sea siempre así.

Nos el jueves ante Urunday Universitario!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *