Malvín cayó ante el ballet de Parodi

El equipo de la playa perdió ante Hebraica Macabi 87 a 66

El equipo de la playa perdió su segundo partido en forma consecutiva ante Hebraica Macabi, que contó con un Luciano Parodi realmente despegado del nivel del básquetbol uruguayo. Si bien el base macabeo es un rival de turno, lo mostrado ayer en cancha de Tabaré es para aplaudir. Terminó con 24 puntos, 6 de 7 en triples, 4 recuperos y 10 asistencias. En lo personal me hace acordar al nivel de Bruno Fitipaldo, nuestro primer capitán con la selección nacional.

Cuando Parodi estuvo en cancha Hebraica fue un ballet. Cuando el base rival estuvo en el banco, fue el momento de descontar, aunque con su regreso Hebraica volvió a estirar la diferencia.

Pero más allá de los aplausos a Parodi tenemos que analizar nuestro rendimiento. Quiero marcar algunos puntos a considerar:

  1. Nuevamente recibimos una importante cantidad de puntos: 87. Lo hemos dicho en reiteradas ocasiones. Somos de los equipos que menos puntos han recibido en la temporada. Pero en los dos últimos juegos nos han convertido casi 90 puntos en cada uno. Demasiado.
  2. El partido anterior recibimos 32 puntos en el primer cuarto, anoche fue la misma cantidad de unidades pero en el segundo. No estamos siendo intensos defensivamente y eso posibilitó los excelentes números de Hebraica.
  3. La defensa del pick and roll. Creo que podemos defender mejor cuando nos atacan mediante el pick and roll. En los minutos de tiempo Pablo demanda defensa Fondo para esa situación, pero no la estamos aplicando de forma efectiva quizá o el rival lo hace mejor.
  4. En el rubro ofensivo estamos siendo muy anunciados. La mayoría de las ofensivas pasan por Nicolás, quien sin dudas responde en gran nivel, pero eso nos hace predecibles para los rivales.
  5. Ayer Hatila terminó el partido con 13 rebotes, pero sin puntos. En la mayor parte de las ofensivas está en la zona alta del área intentando cortinar a Nicolás. Sin dudas es una herramienta excelente y es lo que ha generado mayor libertad al Grado 5 Playero. Pero no puede ser que esté tanto tiempo alejado de su zona de influencia. Cero puntos es muy poco para un jugador de sus características. Hay que hacerle más juego, fundamentalmente cuando llega el recambio del rival. Luego de Lloreda lo marcó Boston y no le dimos la bola, salvo en una oportunidad. Un detalle que no me parece menor. En un minuto de tiempo López se le acerca a Hatila y le dice que Lloreda está con dos faltas, que lo ataque. Pero no recibió la bola para hacerlo. Es un aspecto que debemos corregir.
  6. Lo mismo ocurre con Cowan. Por pasajes lo marcó Zuvich, que es mucho más bajo, y tampoco recibió juego. Nuestros internos no abren la cancha y eso genera que el rival ajuste mejor las defensas.
  7. Finalmente me quiero detener en las pelotas perdidas. Perdimos 17 y Hebraica 12. Pero el dato escalofriante es que en los primeros 15 minutos perdimos 13 bolas. Allí fue cuando Hebraica obtuvo la diferencia clave del partido. 15 minutos, 13 pérdidas. Demasiado. Tenemos jugadores para saber leer mejor las ofensivas. Arriba con eso!

Quería señalar algunos puntos para considerar. Obviamente muchos de ustedes podrán discrepar con ellos matizarlos. Lo cierto es que el vigente campeón fue superior en los dos juegos que jugamos en una semana.

Ayer en el primer cuarto no volvimos a repetir el error del partido anterior cuando recibimos 32 puntos. Si bien el inicio fue goleado, a los tres minutos ganábamos 10 a 7, las defensas se ajustaron y los errores se forzaron. Durante los siguientes tres minutos ninguno de los dos equipos pudo convertir. El que lo hace es Hicks para igualar el marcador en 10. Allí comenzó nuestro peor momento. En siete minutos sumamos apenas 5 puntos. Perdimos bolas infantiles, pases mal dados, desatenciones, corridas sin criterio y mala lectura del juego. Hebraica lo aprovechó con un Parodi sobrio, manejando el ritmo del partido y siendo extremadamente efectivo desde los tres puntos. Con un triple de casi 8 metros del base macabeo nos pasan 13 a 12 y de allí en más siempre los miramos de atrás. En este pasaje sufrimos en los pick. Ellos nos convirtieron por medio de Izaguirre y Aguilera. En el azul Nicolás salvaba la plata con creces, pero no era suficiente. Primer cuarto para ellos 19 a 15.

Con dos triples formidables de Parodi se abre el segundo período. López le cambió la marca pero no se lo pudo frenar a tiempo. El base rival creció y movió los hilos en cancha de Tabaré. Llegó el peor momento para los azules. Como dijimos anteriormente, en los primeros 15 minutos de partido perdimos 13 pelotas. Una barbaridad. En 5 minutos nos colocaron un parcial de 19 a 4. La diferencia se hacía casi indescontable. Es Nicolás con un bombazo quien nos da un respiro y luego un doblón de Fausto. Pero faltando menos de tres minutos llega un doble de otro nivel. El que lo anota es Lloreda, pero el que hace toda la jugada para desequilibrar con doble faja y amague incluido es Parodi, seguido de un triple de Izaguirre. Parecía que el partido se nos iba de las manos definitivamente. Fausto roba la bola y anota. En la recarga llega otro triple de Parodi faltando once segundos. Atacamos y perdemos la bola. Parodi recibe la pelota, cruza un metro la mitad de la cancha y lanza. La pelota pega en la tabla y entra. Con esos dos bombazos parecía sentenciarse el partido. Primer tiempo 51 a 30.

Malvín no se entregó. Sin muchas ideas intentó dar batalla para descontar, teniendo fresca la memoria del partido anterior donde acortamos la ventaja y llegamos a ponernos a dos puntos. Pero Hebraica hacía trabajo de inercia y con eso le alcanzaba. Seguía manteniendo la ventaja de 20 unidades. Hasta que Parodi fue el banco a descansar. Eso ayudó a la reacción azul. De hecho el tercer fue el único cuarto que ganamos: 25 a 16. Defendimos bien y en ataque sumamos con Nicolás, Rian y Cowan. Cada uno de ellos sumó 8 unidades en este período. A falta de cuatro minutos una hundida bárbara de Rian peleando un rebote de ataque nos levanta de los asientos. Treinta segundos después convierte de nuevo y nos ponemos abajo 60 a 50. Habíamos colocado un parcial de 10 a 0 que nos ilusionó. Pero apareció Hicks con 4 puntos corridos y frenó nuestra reacción. Tercer cuarto 67 a 55.

De hecho al comenzar el último período teníamos chances de seguir descontando. Pero en tres minutos y medio nos pusieron un parcial de 13 a 4 y nos liquidaron. Triples de Parodi, García Morales y Aguilera sentenciaron el juego de anoche. Nos vuelven a sacar 20 puntos de ventaja y el partido se cerró. El resto del tiempo sobró. Hebraica ganó bien 87 a 66.

El jueves recibimos a Defensor Sporting. A levantar en nuestro juego y a no guardarse nada!

Arriba!

 

Comentá esta noticia en la Voz del Hincha

Voz del Hincha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *