Malvín cayó ante Aguada 77 a 70

Convertimos apenas 10 puntos en el último cuarto

En la noche de San Valentín el equipo de la playa se quedó sin gol en el cierre y perdió bien ante el actual puntero de la Liga, que tuvo un juego interno demoledor en el último cuarto.

En los últimos cinco minutos del encuentro Aguada nos colocó un parcial de 16 a 3. El dato curioso, y que no entendimos, es que en la mitad del último período Pablo se inclina por dejar en el banco a Ross, de floja actitud defensiva, pero que en ataque inquietaba cuando recibía la bola. En 16 minutos en cancha, convirtió 9 unidades. No es un mal promedio ofensivo. Tal vez, más allá de su error en defensa, se le podría haber dado más minutos en el cierre, ya que con su salida nos quedamos sin gol y además no pudimos resolver el problema en la defensa. Recibimos 16 puntos en poco más de cinco minutos y apenas convertimos 3.

Malvín tuvo pasajes de muy buen rendimiento a lo largo de la noche. El inicio del partido fue favorable para los dirigidos por López. A los tres minutos estábamos arriba 8 a 2 tras doble del Mono. Ellos descuentan con puntos de Curtis, pero Nicolás saca toda su artillería pesada y con un bombazo nos alejamos 11 a 5. Mantuvimos la diferencia con puntos de Rian. Ellos se acercan de la mano de Barrera y de Iglesias. En el juego interno se activa Hatila y sacamos la máxima: 19 a 12. Defendíamos bien y efectuábamos varios puntos de corrida. Pero con puntos de Smith y un triple de Iglesias, se arriman en el cierre del cuarto. Quedamos arriba 19 a 18.

En el segundo período la paridad fue mayor en el arranque. Nos pasan con conversión de Barrera y recuperamos la ventaja con corrida de Rian. Le pitan técnico a Smith. Mazzarino va a la línea y suma. Pero en apenas un minuto Iglesias nos abolló el aro con 6 puntos consecutivos, y para colmo, nos convierte un triple para pasar 29 a 27 a los cuatro minutos. Con un triplazo de Ross recuperamos la ventaja inicial. Pasamos 30 a 29. El trámite seguía vibrante, intenso y parejo. Nos pasan con libres de Curtis. Nos recuperamos con puntos del Mono y de Rian. Pero Aguada nos vuelve a pasar tras una hundida bárbara de Iglesias, que terminó el primer tiempo con 14 puntos. Los primeros 20 minutos fueron para el local 39 a 37.

En el tercer cuarto volvimos a ajustar la defensa. Álvarez estaba controlado desde el perímetro, García desde el banco no nos complicó y Barrera no pesaba en ataque. Al minuto y medio llega un misil de Nicolás para pasar 42 a 41. Un minuto más tarde llega otro bombazo del Grado 5 Playero que se había encendido tras el descanso largo. Estábamos arriba 47 a 43. Es Álvarez el que saca a Aguada del apuro con un triple, pero Hatila responde con un doble de contraataque. En la mitad del cuarto se da una jugada curiosa, por definirla de alguna manera. Ataca Demian Álvarez, penetra, le cometemos falta lanzando la bola que toma una dirección que sin dudas no le permitiría anotar, pero sin querer la arrastra Hatila y entra, en lo que es un doble en contra y con un libre adicional. Sinceramente no recuerdo en otra circunstancia una jugada similar (y por otra parte desconozco qué dice el reglamento al respecto). Con el libre adicional de Álvarez nos igualan en 49. Pero los dirigidos por López no se amilanaron, con puntos de Rian y de Nico volvemos a quedar arriba en el tanteador. El trámite seguía siendo intenso y parejo. Nos alcanzan con puntos de Barriola y Barrera, pasamos nuevamente con libres de Hatila. A falta de dos minutos llegan dos jugadas notables del rival. La primera es un doblón de Smith y la segunda vino de la mano mágica de Barrera. Es la primera vez que nos pasan en este cuarto: 57 a 55. Sin embargo, Marcel se paró firme de tres puntos y la mandó guardar. Aguada ataca y pierde la bola. Recupera Fausto y Barrera le comete terrible falta antideportiva que los jueces pitan. Para mí podría haber sido expulsión. A los pocos segundos, el base aguatero le solicita disculpas a Fausto y le dice: “Pensé que era él”, señalando a Marcel, lo que evidenció que no le interesaba jugar la bola sino lastimar a un rival. Fausto se ubica en la línea y no falla. Con sus dos libres terminamos arriba el tercer cuarto 60 a 57.

Entramos al último cuarto de buena forma, con pocas faltas individuales y bastantes enfocados. Con un triplón de Pitu nos distanciamos 63 a 57 al minuto de iniciado el último período. Mantenemos la ventaja con libres de Ross y un doblón de Hatila tras una asistencia espectacular de Nicolás. A los tres minutos ganábamos 67 a 61. Aguada no lograba pesar en el goleo. Nuestra primera línea defensiva era efectiva y la pelota no llegaba con claridad a los internos aguateros. Recuperamos en dos defensas, pero no lo supimos aprovechar. Perdimos dos ataques consecutivos. Llega un doble de García y luego otro de Smith tras error de Ross en la defensa. Estábamos arriba 67 a 65. Es allí cuando Pablo toma la determinación de mandar a Ross al banco, supongo que como castigo a su falla en defensa. Volvemos a perder la bola en ataque y nos igualan con una corrida de Álvarez. Es Nicolás el que aparece con una penetración para mantenernos arriba en el marcador. Faltando cuatro minutos ganábamos 69 a 67. Y allí se dieron dos esquemas de juego distintos. Malvín se inclinó por intentar darle mucho juego a Nicolás, que no pudo zafar con claridad de la presión defensiva. El Mono intentó sumar desde el perímetro, pero tuvo malos porcentajes en tres puntos (al igual que con Larre Borges, 0 de 5 en triples). Con Nicolás controlado, con el Mono que estaba bajo en los lanzamientos, con Rian que no podía correr, nos fuimos quedando sin gol. Por eso insisto en que no comparto la salida de Ross. Con su presencia hubiera liberado más a Nicolás en ataque. Por su parte Aguada tomó otro camino, el alto bajo entre Smith y Curtis. Nos mataron. Curtis terminó el cuarto con 10 puntos y Smith terminó el partido con 8 asistencias. La dupla de extranjeros nos demolió en la pintura. En cuatro minutos nos pusieron un parcial de 10 a 1. Curtis 10, Malvín 1. Sin gol y sin poder contener el juego interno rival, perdimos bien 77 a 70 ante el puntero de la Liga.

El viernes se nos viene la visita de Biguá. Están un punto arriba nuestro y debemos ganarles si tenemos aspiraciones de meternos entre los cinco que clasifican directamente a los playoffs.

Necesitamos que levante el Mono sus porcentajes. Cuando él jugó en alto nivel, ganamos. Pero además necesitamos que Nicolás no asuma tantos minutos el rol protagónico. Todas las pelotas pasan por él y a la larga el cansancio le llega. Necesitamos que en el juego estacionado encontremos otra vía de gol. En ataque rápido la tenemos de la mano de Rian, pero a la hora de jugar posicionados, sin Nicolás se nos complica. Por más que no esté en su mejor nivel físico y no tenga gran actitud defensiva, para mí Ross puede ser, por algunos minutos, la alternativa de Nicolás que necesitamos. Tiene buen tiro exterior y además buen uno contra uno. Si lo tenemos, hay que aprovecharlo. Este viernes lo necesitamos más que nunca.

Con todo!!!

 

Comentá esta noticia en la Voz del Hincha

Voz del Hincha

 

Share this Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *