La floja defensa nos quitó el invicto en el Canil

Malvín cayó ante Defensor Sporting en cifras de 90 a 86

El equipo de la playa cosechó su tercera derrota consecutiva y perdió además su primer juego en calidad de locatario. De todas maneras en estos momentos ocupamos el tercer lugar en la tabla de posiciones y seguimos en zona de clasificación directa a los playoffs.

No tendría que preocuparnos perder con Defensor Sporting, ni tampoco con Hebraica. De hecho perdimos tres partidos seguidos ante dos de los candidatos más fuertes de esta Liga. A pesar de esas derrotas nos mantenemos en el tercer lugar de la tabla. Lo primero que tenemos que marcar que en lo previo todo el mundo nos daba un escalón más abajo que nuestros dos últimos rivales. Y bueno, hasta el momento los que pronosticaban eso han acertado: estamos por debajo de Hebraica y Defensor Sporting.

No es para alarmarse.

Lo que sí debe preocuparnos es nuestra intensidad defensiva. En estos últimos tres juegos hemos sido un colador. Nos han colocado un promedio de 90 puntos por encuentro, lo que es un verdadero contrasentido para el esquema planteado por López a poco más de un mes de celebrar 10 años de nuestro primer título de la historia. La frase “defensa nos pone campeón” se ha diluido en estos últimos tres juegos. El sello que ha caracterizado a los equipos de López en los últimos años transitoriamente se ha quebrado.

Tampoco es tan grave que suceda ahora. Ya hemos tenido antes rachas de cinco o seis derrotas consecutivas y luego logramos el título. Lo que sí es grave es que el bajón se instale en nuestra defensa. Nos han masacrado a puntos y es algo que podemos y debemos corregir de cara al 2017.

En el partido de anoche el equipo de Jauri nunca bajó los 20 puntos en un cuarto, lo cual no es una costumbre para nosotros. Pero en el primer cuarto nuestras fallas defensivas fueron disimuladas por las de ellos, que en realidad fueron más en este período. Ellos comenzaron mejor. Con triple de Aguiar se van arriba 5 a 0 al minuto. Pero llegan bombazos de Cowan y Nico para pasar en el marcador. Por algunos minutos el trámite fue parejo. Con triple de Herring nos pasan y se mantienen arriba con otro lanzamiento de tres puntos de Osimani. Sin embargo el Grado 5 Playero estaba despegado en este período y los noquea con un misil, acompañado de puntos de Hatila y luego otra bomba nuclear del único jugador vigente que ostenta el título de campeón sudamericano con nuestra selección. A falta de tres minutos ganábamos 19 a 13. Ampliamos la diferencia con una corrida de Cowan, puntos de Rian y otro afilado puñal del capitán azul. A falta de 1:26 nos alejamos 26 a 18. Teníamos control de juego. Pero faltando pocos segundos cometimos una falta a Herring que le significaron tres libres. Primer cuarto nuestro 28 a 23.

En el segundo cuarto Haller nos descoloca. Con un triple suyo se ponen abajo 30 a 28. Con doble de Marcel recuperamos parte de la ventaja y frenamos al rival. El Mono roba la bola, ataca y convierte con falta incluida. A los tres minutos sacamos 10 puntos de diferencia tras doble de Cowan. Malvín jugaba mejor. A los cuatro minutos ganábamos 40 a 30. Y allí llegó uno de los momentos más pobres del playero. En los seis minutos restantes Defensor Sporting nos colocó un parcial de 19 a 8, vulnerando nuestra flaca tarea defensiva. Haller sumaba con su media vuelta, bien secundado por Duinker y Aguiar, que sumó 4 puntos corridos. Tras un parcial de 9 a 0 llegaron nuestras primeras unidades de la mano de Cowan, seguido de Hatila. Nuestros internos tuvieron un buen pasaje por uno o dos minutos. Pero no fue suficiente. Haller nos continuó perforando y eso posibilitó crecer a los dirigidos por Jauri. En el cierre un bombazo de Nessi les permite pasar 49 a 48 al finalizar el primer tiempo. Nos convirtieron 26 puntos en este segundo cuarto.

Comenzamos el tercer cuarto con un cañonazo de Nicolás. El trámite se volvió parejo y cambiante. Posesión tras posesión ambos equipos se alternaban en la zona alta del marcador. Nos pasan con puntos de Kiril, empardamos con otro bombazo de Nico, y pasamos con puntos de Rian. Luego nos vuelven a pasar con un doble de Aguiar, pero atacamos y Rian suma con doble y falta en ataque rápido. Pero en la mitad del cuarto existe una incidencia que trastoca el ritmo de juego. Rian comete falta y además le pitan técnico. A partir de esa jugada Defensor Sporting suma 5 libres y nos pasan 66 a 63. Amplían la ventaja con doble de Aguiar. Pero Malvín no sintió el sacudón. Con Hatila pesando en la zona pintada logramos descontar y pasar. El tercer cuarto fue nuestro 71 a 69.

Llegó el último período del partido. Había que defender para ganar, más allá de convertir. Eso significaba que era vital bajar a Defensor Sporting a menos de 20 puntos en este tramo. Pero no pudimos. Osimani asumió la batuta del partido en las dos áreas. En ataque nos perforó y en defensa controló a Mazzarino en gran forma (no sumó puntos en este cuarto). A los dos minutos ganábamos 78 a 71, con buen pasaje de Cowan y de Rian. Pero otra vez Haller rema y empuja con un triple. Y a partir de allí llegó el espectáculo de Osimani. Mostró toda su clase, lideró el juego defensivo del fusionado, asumiendo la ausencia de Cabot, que no fue de la partida. En un minuto nos anotó 6 puntos corridos para irse arriba 83 a 78. Nos pusieron un parcial de 12 a 0 en cuatro minutos. Con Mazzarino controlado nos quedamos sin grandes ideas en ataque. Hasta que apareció Cowan, que fue el mejor de Malvín en este tramo del juego. Pero Defensor Sporting bailaba a partir de la música de Osimani. Con él crecieron Duinker y el propio Aristimuño. A falta de tres minutos estábamos abajo 87 a 81. Un triplazo de Cowan nos ilusiona en el Canil. Osimani va a la línea y marra un libre. Faltando dos minutos estaban en ventaja 88 a 84. Todavía había mucha vida por delante. Pero fallamos en un ataque rápido claro y por otra parte en el juego estacionado no logramos convertir de tres puntos luego de varios lanzamientos. Faltando 9 segundos es Cowan el que acierta y nos coloca abajo 88 a 86. Defensor juega la bola y cortamos a Duinker. Marra uno de los dos libres. Seguía habiendo esperanza. Defensor tenía faltas para dar, lo cual le generaba una ventaja considerable. Y así fue. Nos cortaron y tras el saque lateral intentamos igualar con un triple de Marcel pero no pudimos. Nos ganaron bien 90 a 86.

El último cuarto dejó en evidencia nuestros errores defensivos en la primera línea. Tanto en este partido como en los dos anteriores con Hebraica, fueron los bases rivales los que generaron el desequilibrio para ganarnos. Tanto Parodi como Osimani nos demolieron rompiendo nuestra primera tenaza defensiva.

Como dijimos, perdimos ante dos rivales que en lo previo están por encima nuestro. A no alarmarse!

Feliz año y nos vemos las caras con Larre Borges en el primer juego del 2017!

 

Comentá esta noticia en la Voz del Hincha

Voz del Hincha

Comments 3

  1. Clara

    Totalmente con el comentario anterior. AMBOS extranjeros decepcionantes. Muy por debajo de lo que necesitamos. Y otro aspecto es que creo que estamos muy bajos en el tiro de 3. Yo creo que hay que hacer mas practica en eso, Nico es el mas confiable, los demás no son consistentes, pueden tener un buen partido pero después ya no se repite.

    Otro tema: no entiendo esto de la nueva pagina y la Voz del Hincha. Nunca encuentro los comentarios de los demás. En la web anterior había muchos comentarios y era sencillo encontrarlos. Aca nunca los encuentro o no puedo creer que ya nadie escriba…. Critica constructiva: revisen el diseño de la pagina.

  2. Maxi

    Cuando se va Pearson? fue disgustante el partido del extranjero ayer, cada vez que la tocaba tiraba. 17 tiros de campo !!! más que Mazzarino y Cowan ! Siempre esta un ritmo por delante del juego y eso lo lleva a perder bolas tomar tiros equivocados, ayer nos mató la remontada con una pérdida de niño infantil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *