La cantera brilló en Chucarro

Malvín se impuso a Trouville en cifras de 89 a 79

El equipo de la playa obtuvo un punto clave en su lucha de mantenerse en zona directa de clasificación a los playoffs al derrotar al elenco de Trouville en la noche de ayer en calidad de visitante. La cancha de Chucarro siempre nos ha presentado obstáculos para la victoria, pero anoche el juego colectivo y la gran actuación de la cantera azul, posibilitaron el triunfo.

Hubo tres momentos que fueron determinantes en el partido. Y en este punto quiero destacar el rendimiento de tres jugadores playeros formados en la cantera y donde el trabajo de formativas realmente nos llena de orgullo: Fausto Pomoli, Marcel Souberbielle y Juan Santiso.

Tras un primer cuarto muy parejo, en el segundo logramos una ventaja considerable. Bajamos al equipo de Tito a 11 puntos. Creo que el jugador de este período fue Fausto Pomoli, defendiendo a altísima intensidad a su oponente, el extranjero Oglive, y tomando rebotes llenos de oxígeno para correr luego la cancha.

El segundo momento a destacar se da en el último cuarto. En plena reacción del Rojo, donde habían descontado 7 puntos en un minuto, el que frenó el impulso de los locales fue Marcel Souberbielle, jugando con una jerarquía ofensiva de alto vuelo. Desplegó todo su talento en ataque y nos permitió recobrar la ventaja.

El tercer momento que tenemos que resaltar se da en el segundo tramo del último cuarto. Juan Santiso, que venía de cometer varios errores, es el que termina sentenciando el juego con un triple primero y luego con un doble en el cierre mismo del encuentro. Se repuso de varios errores cometidos en la salida para mostrar toda su clase cuando las papas quemaban.

Felicitaciones a los tres por su rendimiento de anoche. Un orgullo para todo el trabajo de formativas de nuestro Club ver cómo tres de los jugadores de la cantera azul brillaron como ellos tres ayer.

Luego de los elogios a los jugadores formados en el Club, es importante remarcar que no jugaron solos. Ayer tuvimos un tercer cuarto de Hatila descomunal, bajo la batuta del Grado 5 Playero que jugó otro partidazo.

El trabajo en equipo se vio reflejado anoche, fundamentalmente en varios pasajes ofensivos y en la defensa del segundo cuarto, la cual nos dio la chance de comenzar a alejarnos en el marcador.

Rian tuvo un primer cuarto formidable con 9 puntos, corriendo la cancha y culminando sus ataques rápidos en gran forma. A los dos minutos ganábamos 6 a 4 tras corrida suya. Nos pasan con triple de Musa. Sin embargo recuperamos la punta en el tanteador con dobles de Hatila y Marcel. Pero Musa seguía encendido. Abrochó un triple y luego otro. Sinceramente me vinieron los fantasmas de Villegas en aquel partido donde batió el récord de triples. Faltando tres minutos Nicolás iguala el marcador en 17 con un doble. Nos pasan con buena actuación de Newsome. Pero faltando dos minutos llega un misil de Marcel, que había llegado desde el banco sustituyendo a Ross y luego se produce un jugadón de Rian para anotar doble y libre. Ganábamos 23 a 21. Llega un triple de Joaquín Izuibejeres para pasar transitoriamente hasta que Hatila se hace fuerte en la línea simple y suma dos libres. Primer cuarto nuestro 25 a 24.

Los dos equipos ingresaron al segundo período siendo conscientes de sus carencias defensivas. Ambos necesitaban recuperar intensidad atrás para manejar el trámite. El que se ajustó a ese objetivo fue el equipo de López. Ganamos el cuarto 19 a 11, con gran actuación de Fausto, en un rol defensivo vital. Arrancan el cuarto ellos con un doble. Luego las defensas se hicieron sólidas y costó hallar el gol con claridad. A los dos minutos Oglive va a la línea y marra los dos libres. La respuesta azul fue una bomba nuclear de Nicolás y otra de Marcel. En poco más de tres minutos nos distanciamos 31 a 26. Defendemos, recuperamos la bola con buena marca de Fausto, y en ataque llega uno de los dobles más bellos de la noche. Nicolás definiendo con penetración de zurda y luego con doble de cuarta distancia. La notable tarea defensiva nos otorgó aire en ataque. Colocamos un parcial de 10 a 2 y esa diferencia la logramos mantener por el resto del segundo período y en gran parte del juego. Ellos descuentan con puntos de Cáceres, pero respondemos con puntos de Rian y del Mono. Vuelven a descontar con triple de Joaquín, pero cerramos mejor el cuarto con un doblón y libre de Hatila tras asistencia magistral de Nicolás. Primer tiempo nuestro 44 a 35.

En el inicio del tercer cuarto vimos a un Hatila en modo On Fire. Espectacularmente asistido por Nicolás, destrozó los dos tableros de Chucarro, tomando rebotes y anotando. En un minuto nos regaló 4 puntos corridos para alejarnos 48 a 35. Ataca Trouville, nuestra defensa fue sólida y en la recarga llega un misil de Nicolás. Nos vamos arriba 51 a 35. A los dos minutos se da una jugada exquisita que termina con un doble en corrida de Hatila y nuevamente una asistencia formidable del Grado 5 Playero. Defendemos duro de nuevo y otra vez Hatila convierte para lograr la máxima diferencia en el partido: 18. Pero Trouville, mal herido por su rendimiento en lo que va de la Liga, no retrocedió. Tito mandó al juvenil Santiago Massa a la cancha y le responde con un triple, seguido de otro de Musa. Con esos dos triples el Rojo intentó reaccionar. Pero nuestro perímetro se mantuvo activo. Llegaron puntos de Rian, Mono y Nicolás para lograr manejar la diferencia. Ellos suman con un triple de Romero y otro casi en el final de Joaquín, cuando teníamos una falta para dar. Fausto es el que cierra el tercer cuarto con un doble en ataque rápido. Tercer cuarto nuestro 67 a 55.

En lo personal me quedó la sensación que el marcador no reflejaba el trámite del cotejo. Tendríamos que haber terminado con una mayor diferencia de puntos. El partido no estaba cerrado. Y de hecho el inicio del último cuarto fue para el olvido. Cometimos muchos errores en la salida y eso nos complicó. Trouville puso en cancha una presión extendida que nos maniató en el arranque. En un minuto nos colocaron un parcial de 7 a 0. El Rojo daba pelea en Chucarro y nosotros ayudamos con errores en la salida. Es el Mono el que aprieta el freno con un bombazo y luego el que lo deja apretado es Marcel, con minutos en alto nivel. Convirtió 12 puntos en este período, de un total de 22 que hizo todo el equipo. Gracias a la actuación de Marcel comenzábamos a recuperar la ventaja. Pero a los cuatro minutos le pitan el segundo técnico a Rian y debe salir de la cancha. Trouville se pone a 6. Y en ese instante caliente la cantera azul respondió con creces. Primero llegó un bombazo de Marcel y luego otro esquinado de Pitu. Frenamos la reacción roja y recuperamos la ventaja de 10 puntos, la cual mantuvimos hasta el final, donde un doble de Pitu sentencia el partido faltando un minuto. Malvín ganó con autoridad 89 a 79 y se mantiene entre los cinco primeros.

Realmente fue un gran partido colectivo de los azules. Quizás y sin quizás, tengamos que aprovechar este encuentro para elevar nuestro nivel defensivo. Salvo en el segundo período, no marcamos como podemos y sabemos. Y el otro rubro que tenemos que corregir son las pelotas pérdidas. Nos anotaron 25 puntos tras pérdidas, mientras que nosotros por ese mismo motivo convertimos 10 unidades.

El jueves se nos viene el actual puntero de la Liga, Urunday Universitario. Equipo que juega muy bien y al que ya le hemos ganado los tres partidos jugados esta temporada (uno por la Copa Sancor, uno por el Clasificatorio y otro por el Apertura en su cancha). Ese punto es fundamental en nuestras aspiraciones de mantenernos en zona de clasificación directa a los playoffs y en seguir soñando con el Súper 4.

Con todo!!!

Sin guardarse nada!!!

 

Comentá esta noticia en la Voz del Hincha

Voz del Hincha

Share this Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *