Derrota frustrante ante Bohemios

Cuando perdimos los dos primeros partidos ante Olimpia y frente al diezmado Urunday Universitario dijimos que no hacía falta preocuparse, el equipo necesitaba rodaje. Ese rodaje llegó y tuvimos una buena racha de victorias. Luego se nos vino la derrota ante Welcome en su cancha, equipo que hoy lidera la tabla de posiciones. Un partido perdible. Le ganamos con autoridad a Aguada y luego llegó una derrota categórica ante Hebraica Macabi, vigente bicampeón. Otro partido perdible. Pero el de ayer era otra cosa, nos enfrentábamos a uno de los colistas de la Liga, y quien mostró más actitud que juego para llevarse la victoria. Le sacamos 15 puntos a uno de los equipos más hundidos en la tabla de posiciones y perdimos. Realmente fue una derrota frustrante y que resulta compleja de explicar.

Muchos hinchas azules responsabilizaron al mal arbitraje el hecho de haber perdido. Es cierto que en los últimos 30 segundos del tiempo reglamentario nos perjudicaron con una falta que no existió. Pero los jueces no fueron responsables por recibir 24 puntos en el último cuarto, por tener un porcentaje de 61 % en libres, por tirar de tres puntos sin ir al rebote, por perder nuevamente en los rebotes ofensivos o por la displicencia de los últimos minutos del segundo cuarto (en ese tramo tendríamos que haber liquidado el partido y no lo hicimos).

La responsabilidad de la derrota fue nuestra en un porcentaje altísimo.

A los tres minutos ganábamos 7 a 5 con un bombazo de Nicolás, ellos nos pasan con un triple de Martín Trelles y se mantienen arriba en el marcador hasta promediar el primer cuarto. Luego las defensas se solidificaron y nosotros crecimos con puntos de Frank y Hatila. Colocamos un parcial de 9 a 4 para cerrar en ventaja el primer período en cifras de 18 a 16.

Parecía que podíamos tener control de juego y así fue en el segundo cuarto. La intensidad defensiva azul fue contundente en los primeros minutos. Los dejamos congelados en 18 por casi cinco minutos. En ataque tuvimos un goleo repartido, destacándose los puntos de Emiliano, quien fue el goleador en este cuarto con 6 unidades. Presionamos bien la salida rival y además fuimos efectivos en el contragolpe. De contraataque llegan puntos de Marcos, de Frank y de Emiliano. A los cuatro minutos ganábamos 33 a 18. Daba la sensación que si en este pasaje del juego apretábamos el acelerador, el partido se sentenciaba. Pero no lo hicimos, no tuvimos la actitud para exterminar al rival y lo mantuvimos con vida, en el CTI pero con vida. Ellos logran sumar por el lado de Martín Trelles, de muy buen partido, y de Antunes, que desde el banco les aportó muchas soluciones. Primer tiempo nuestro 40 a 31. Pero reitero el concepto que en este tramo desaprovechamos la oportunidad de liquidar el encuentro. Los últimos tres o cuatro minutos jugamos con displicencia, a media máquina.

Pero la displicencia general continuó unos minutos más tras el descanso largo. Con triple de Antunes se ponen abajo 42 a 38 a los dos minutos del tercer cuarto. Realmente costaba dar crédito a lo que estábamos viendo en cancha de Bohemios. Era necesario volver a la intensidad defensiva, pero no lo hicimos. En este período nos convirtieron 24 puntos. En ofensiva marramos algunos libres y tuvimos bajos porcentajes en el tiro exterior. En la mitad del cuarto nos empatan con un doble bárbaro de Antunes: 44 a 44. El partido ya era otro. La ventaja de 15 puntos la perdimos a una velocidad inusitada. Con 5 puntos corridos de Pitu y un doble de Nicolás, logramos mantenernos arriba en el tanteador. Pero ellos nos igualan con un triple de DaCosta y luego nos pasan con doble de Atnunes. Faltando dos minutos para el final del cuarto nos ganaban 53 a 51. Amplían la diferencia con una corrida de Trelles, y nosotros descontamos en el último minuto con conversiones de Hatila y Emiliano. Tercer cuarto igualados en 55.

Costaba creer cómo se había evaporado la ventaja de 15 puntos tan rápido. El trámite se emparejó y el equipo no logró predominar en el control del juego. En el inicio del último cuarto nuestros errores fueron más evidentes. Tiramos bolas a lo loco, con bajos porcentajes y sin atacar el rebote ofensivo, salvo un triple de Marcel. En este tramo del cotejo nuestros conductores no lograron aceitar las ofensivas y el equipo pareció desdibujarse. Uno esperaba que Malvín marcara la cancha en el cierre, pero no lo hicimos. A los cinco minutos Frank roba la bola y convierte. Ganábamos 64 a 62. Un minuto más tarde Frank aparece otra vez y suma de 3 puntos. Allí me dio la sensación que nos podíamos alejar de nuevo. Sin embargo Bohemios mostró una actitud inclaudicable y aparecieron puntos de Antunes, Perdomo y el extrajero Kelley, que nos destrozó una y otra vez. A falta de 1:33 nos pasan 69 a 67. En este pasaje tuvimos un promedio de 1 punto por minuto. Frank ataca y va a la línea. Convierte el primer libre y marra el segundo. El rebote lo gana Hatila imponiendo sus centímetros, la bola le llega a Nicolás que mete un bombazo. Pasamos 71 a 69. Defendimos bien en la recarga. Atacamos, buscamos sumar con un tiro exterior y fallamos. Pero nuevamente Hatila gana el rebote de ataque. Teníamos 14 segundos. Frank asume y le cometen falta. Va a la línea y otra vez anota uno y marra otro. A falta de 12 segundos ganábamos 72 a 69. Saca Bohemios y 4 segunos después le cometemos falta a Perdomo. En lo personal me pareció muy rápida e innecesaria. Se abría hacia la línea sin claro lanzamiento exterior. El base albimarrón tiene dos libres. Acierta el primero y tira a errar el segundo. Allí nos toman el rebote ofensivo. Buscan el lanzamiento inmediatamente y llega una tapa formidable de Darrius, quien no había tenido un buen partido. Y aquí es donde llega la falta inexistente. Faltando 4 segundos Perdomo va a la línea y emboca los dos libres. Iguales en 72. López solicita tiempo y sacamos de la mitad de la cancha. Frank asume, va hacia abajo, penetra y sube. Los jueces no pitan falta. Yo tengo mis dudas. Perfectamente podría haber cobrado foul. Nos vamos al alargue.

Bohemios contaba con la posesión de la bola y comenzó arriba con puntos de Kelley. Un minuto más tarde le cometen falta a Nicolás (que jugó más de 40 minutos) y, dejando en claro que no era nuestra mejor noche, emboca uno y marra otro. En la recarga Bohemios nos complica con un triple de Perdomo. Faltando 2:35 perdíamos 77 a 73. Descontamos con libres de Nicolás, que en esta oportunidad muestra toda su efectividad. Ellos se mantienen arriba. Le comenten falta a Hatila que no logra convertir ninguno de los dos libres. En el alargue erramos 3 libres. De todas formas pusimos una buena defensa, recuperamos la bola y le cometen falta a Marcos. Acierta los dos libres. Faltando un minuto perdíamos 78 a 77. Nuevamente colocamos una defensa dura y volvimos a recuperar la naranja, lanzamos, marramos, pero Hatila se recupera de los dos libres fallados y con un rebote de ataque formidable la manda guardar para pasar 79 a 78 faltando 30 segundos. Pero 10 segundos más tarde Perdomos se ubica en el pick central y mete un penetración formidable para volver a pasar 80 a 79. Los hinchas azules no lo podíamos creer. De todas formas tuvimos una chance más. Pero no aprovechamos la última ofensiva y la victoria fue para el local.

Una derrota compleja de explicar en el contexto de lo que venimos mostrando en la Liga. Relamente resulta frustrante la manera en que perdimos. Seguramente no se repita otro partido así.

El jueves se viene Trouville!

 

A no guardarse nada!!!

Comments 3

  1. Marìa G.

    Dudo mucho que no se repita otro partido asì. Yo pensaba que despuès de la derrota con Olimpia, no iba a volver a pasar. Y pasò, pasò con Urunday Universitario. Y allì, volvì a pensar y a tener esperanzas que no volviera a suceder, y ayer sucediò. Creo que seleccionamos mal a los extranjeros que vienen a “reforzarnos”. Tan mal los seleccionamos que pasan muchos minutos sentados en el banco.

  2. Marcelo

    Hola, Rafa. Sinceramente estoy totalmente decepcionado con lo que estoy viendo de Malvín hasta ahora en el campeonato. Está claro que la forma de disputa nos permite tener tiempo suficiente para recomponernos, pero hay cosas que no se pueden aceptar. Garret, a no ser contra Aguada que jugó muy bien, desepera con su actitud. Le pone más ganas a mover el protector bucal que a aportar al equipo… NICOLÁS no debería, a esta altura del campeonato, estar jugando la cantidad de minutos que viene jugando. Es un riego enorme de cara a la parte caliente del campeonato que viene mucho más adelante. Ojalá pudiera, en algún momento del campeonato, volver Durham que me parecía un muy buen jugador. Es solo una expresión de deseo, porque más que mi aliento no puedo ofrecer, por lo que me parece un disparate exigir o criticar a todos aquellos que resuelven dedicando mucho tiempo y dinero.
    Abrazo y arriba que la quinta puede estar perfectamente al final del camino!!!

  3. Miguel de Pocitos

    Hola: Nos se que está pasando pero no estoy viendo comentarios, el último que puedo ver data de antes de la ida a la sudamericana. En cuanto al equipo creo que debemos admitir que no somos suficientemente competitivos, nos va costar entrar entre los ocho de arriba, dependemos excesivamente de Nicolás y podríamos seguir buscando explicaciones para cosas que todos vemos. Las deficiencias que tenemos son muchas, el equipo todo está en deuda, pero solo podemos cambiar a los extranjeros, en particular a Garrett que ha tenido que ver desde el banco varios cierres de partidos, juega pocos minutos, es casi inexistente en ataque (cuatro o cinco puntos salvo un partido que hizo dieciocho) es débil en defensa y no siente la pelea del rebote (ayer tomó solo dos) contra un cuadro que casi no utilizó su extranjero que juega de cuatro y que no contó con el sustituto natural (Espinosa). No veo otra modificación posible, estamos a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *