Cuatro victorias al hilo y con pasajes de muy buen juego!

El equipo de la playa estiró su racha a cuatro victorias consecutivas y cortó la de Defensor Sporting, actual puntero de la Liga con dos partidos más jugados.

En caso que los dirigidos por López se impongan en los dos cotejos atrasados, lograríamos ocupar el primer lugar de la tabla.

Como señalamos al comienzo de la temporada, Pablo López y su asistente, Horacio “Cato” Martínez, manifestaban que el equipo iba a necesitar cinco o seis partidos de rodaje para ponerse a punto. El juego de ayer sin dudas que evidencia el acierto de ese razonamiento.

Malvín viene de menos a más y anoche vimos pasajes de muy buen básquetbol contra un rival muy duro y bien dirigido.

Si bien nuevamente perdimos en el rubro de rebotes ofensivos, lo compensamos con las asistencias (22 a 18), lo que marca a las claras el juego colectivo de los azules.

El primer cuarto fue parejo y cambiante. A los tres minutos nos ganan 7 a 5 con triple del extranjero Frazier, pero rápidamente pasamos con un bombazo de Frank, que venía de un partido muy bueno ante Biguá. Mantuvimos la ventaja por varios minutos. De hecho a falta de 3:30 ganábamos 16 a 11 con doble de Nico. En los últimos tres minutos perdimos intensidad defensiva se infiltraron por todos lados. En un minuto nos colocaron un parcial de 7 a 2 para igualar en 18. Recuperamos las ventaja con doble de Hatila tras espectacular asistencia de Nicolás. Pero no pudimos despegarnos. Primer cuarto iguales 22 a 22.

Teníamos que mejorar nuestro cierre defensivo y en el segundo período lo hicimos. Bajamos al conjunto de Ponce a 15 unidades. En ataque nuevamente Marcel nos aportó soluciones. Comenzamos el cuarto con un bombazo luego de unz asistencia formidable de Emiliano, quien no se quedó atrás y los trituró con otro misil casi dos minutos después. Nos fuimos arriba 28 a 22. Sin embargo Defensor Sporting estiró la defensa, tuvimos errores en la conducción y lograron descontar de la mano de Bastón. A los cuatro minutos nos igualaron en 28. Nuevamente es Marcel quien nos saca del pozo, seguido por un doble de Emiliano, de gran segundo cuarto con 7 puntos. Con las soluciones que llegaron del banco pudimos estirar la ventaja. Luego de un doblón de Emiliano nos distanciamos 36 a 30. Ellos descuentan con un triple de Dotti, muy denso en la primera línea defensiva. Pero con un bombazo de Pitu y puntos de Hatila, que estaba pesado en la tabla, nos fuimos en ventaja al culminar el primer tiempo: 41 a 37.

El primer cuarto lo empatamos, el segundo lo ganamos y el tercero lo perdimos. Digo esto para marcar la paridad del partido. Curiosamente López mandó al banco a Emiliano, quien había jugado un muy buen segundo cuarto. Colocó nuevamente a Frank y el cambio en el inicio del tercer período le salió muy bien. En dupla con Hatila lastimaron mucho al elenco fusionado. Entre los dos convirtieron 10 puntos en los primeros cinco minutos. A la mitad del cuarto estábamos arriba 51 a 43. Malvín defendía zona, lo cual resultó útil por momentos. Luego ellos corrigieron sus porcentajes y llegaron triples de Haller y Phillips. Con Cabot en el banco por acumulación de faltas, nos costó hallar una salida clara y perdimos varias bolas en la salida. Eso lo aprovechó nuestro rival para descontar y ponerse a tiro: 53 iguales faltando 1:49. Pero lo peor del cuarto no había pasado. Cabot, que volvió a ingresar, perdió una pelota en la salida y Dotti la capitalizó para pasarnos 55 a 53. Nos colocaron un parcial de 9 a 2. Fue Hatila quien nos sacó del CTI, con un doble y un libre (y con un partidazo), seguido por un cañonazo de Marcos para terminar arriba el tercer cuarto 59 a 57.

Necesitábamos recuperar nuestra intensidad defensiva para llevarnos la victoria. Sin embargo no fue lo que pasó. Malvín se llevó el triunfo en base a la ofensiva, con un despliegue gigante de Marcos y con un Nicolás ordenando a todo el equipo. El base azul sumó 13 unidades en este período. Los azules en total anotaron 28, haciendo añicos la defensa de Ponce, hasta tumbarla sin levante. El último cuarto ante Defensor Sporting fue de lo mejor que le vimos a Malvín en lo que va de la temporada. Marcos arrancó con un doble y un libre para ampliar la ventaja. Si bien descontó Frazier, de excelente técnica, apareció el Grado 5 Playero con un doblón de penetración y mostrando todo su carácter. Con el doble y el libre de Nicolás nos fuimos arriba 68 a 60 a los tres minutos y medio. Y a partir de ese momento apareció el festival de Marcos, volando por toda la cancha, socavando la defensa rival que se quedó sin respuesta. En tres minutos, reitero, en tres minutos, anotó 13 puntos. En esos tres minutos el parcial fue 13 a 7 y nos fuimos arriba 81 a 67. Con esa diferencia casi que se sentenció el partido. Defensor Sporting intentó descontar con el tiro exterior, pero Malvín le respondió con un doblón de Hatila luego de una asistencia mágica de Marcos. Unos segundos más tarde llegó otro doblón de Emiliano tras asistencia de Nicolás. El equipo fluyó en el cierre y se llevó el partido ante el actual puntero con autoridad, demostrando que con rodaje este plantel tiene para rendir.

Como dato a analizar en este último cuarto, es que logramos nuestro mejor nivel con los dos extranjeros en el banco. No estoy diciendo que hayan jugado mal, digo que es un dato curioso y que evidencia que jugando colectivamente, no dependemos de ninguna figura descollante. Malvín si fluye, sin dudas lastima.

El martes visitamos a Welcome. A intentar seguir en racha.

Con todo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *