Con la frente en alto!!!

Malvín cayó de pie ante Hebraica Macabi y se despidió de la Liga

Es una noche cargada de bronca para muchos playeros. Es que luego del primer minuto del último cuarto sentimos que nos perjudicaron en el arbitraje. Ya habrá tiempo de ver como mayor serenidad la jugada que significó la expulsión de Hatila. Pero a pesar de quedar 12 puntos abajo faltando 8:30, los azules reaccionaron desde el corazón y rozaron un juego heroico para despedir el año con la frente bien alta.

Lo primero que tenemos que señalar es que esta fue una buena temporada para el Club Malvín. Se metió entre los cuatro mejores de la Liga (novena de forma consecutiva), ganó el Súper 4 y logró una nueva clasificación a una competencia internacional tras sufrir las bajas de Reque Newsome, Mathías Calfani y Fernando Martínez, y además contar con cuatro fichas en lugar de las cinco permitidas.

En este contexto Malvín dio una gran pelea al vigente campeón y todos mantuvimos hasta el final la ilusión de pasar la serie. El equipo de López reaccionó a pesar de las circunstancias y se fue de pie de esta temporada.

Lo segundo que hay que decir es que Hebraica Macabi logró llegar a la final por méritos propios. Ganó la serie 3 a 1 y en líneas generales jugó mejor basquet que nosotros. De hecho nos enfrentamos 3 veces en la temporada regular y 4 veces en playoffs, donde apenas ganamos 1 juego en todo el año.

En el primer cuarto volvimos a repetir en la intensidad defensiva. Como en partidos anteriores, defendimos de gran forma, con cambios de hombre justos y dominando en la pintura. A los dos minutos ganábamos 6 a 0 con triples de Lorrenzo y Allen. El primer doble de Hebraica llega de la mano de Boston a los tres minutos y medio. Ampliamos la ventaja doble y libre de Hatila, más libres de Lorrenzo. Ellos descuentan con triple de Parodi al promediar el cuarto y se arriman con otro doble de Boston. Pero Allen comenzó a merecer los boletos de regreso para la próxima temporada con 4 puntos corridos, seguido de una conversión de Hatila. Tras un gran trabajo defensivo y un buen juego colectivo con 7 asistencias nos fuimos arriba en el primer cuarto 17 a 11. Quizá nos quedó la sensación de que podríamos haber obtenido una mayor ventaja.

En el segundo cuarto llegó lo más flojo del playero en las dos áreas. Perdimos este período 25 a 8. A poco más de un minuto Marcel acierta un bombazo. Pero de allí en más no fluimos en ataque y comenzamos a perder en la pintura, sin repetir lo hecho en los primeros 10 minutos. Nos igualan con triple de Izaguirre, que entró en gran forma. Con otro doble suyo nos pasan 22 a 20 a los tres minutos. Pero Marcel había entrado encendido y volvió a sumar con otro bombazo. De allí en más caímos en un pozo que se nos hizo eterno. Nuestros perimetrales no lograron fluir en ataque ni tampoco pudimos correr. Hebraica nos colocó un parcial de 14 a 2. Varios puntos de Lloreda y Boston le permitieron al rival estirar la diferencia. El primer tiempo fue macabeo 36 a 25.

Más allá del mal segundo cuarto, desde el punto de vista defensivo estábamos en partido. Podíamos bajar a Hebraica a menos de 75 puntos.

A menos de un minuto del tercer cuarto se alejan 40 a 25. Parecía que el equipo se caía. Pero no. Apareció el carácter que vimos en el tercer partido. Llegó un bombazo del Mono y un rebote ofensivo certero de Hatila. Malvín no se quería despedir de la Liga. El mensaje fue más claro cuando llegaron dos misiles, uno de Lorrenzo y otro de Nicolás. Pasados los cinco minutos estábamos abajo 43 a 38. Faltando tres minutos Allen asume nuevamente el rol ofensivo, anota y le hacen falta. Nos arrimamos 43 a 41. Estábamos en partido. Llegan libres de García Morales para frenarnos. Se alejan con puntos de Lloreda, pero un bombazo de Allen nos mantiene en juego. Tercer cuarto abajo 49 a 44.

En el inicio del último período Lloreda anota un libre y falla otro. Lo mismo ocurre con Allen en la recarga. Cuando transcurría 1 minuto y 11 segundos, le pitan falta a Hatila. En lo personal no veo falta. Es más, veo antes una falta en ataque de Boston que no pitan. Tras el fallo arbitral le pitan técnico a Hatila, el cual me pareció una exageración. También llegó un segundo técnico (en este caso bien pitado) y la expulsión de Horacio “Chato” Martínez. Esta situación derivó en cuatro libres para Hebraica y saque de costado. García Morales convierte los cuatro libres y desde el saque lateral nos apuñala con un triplazo. Quedamos abajo 57 a 45 y sin Hatila en cancha. Pero el enojo generó rebeldía, la bronca nos templó el carácter y desde el corazón brotó una ola azul que removió las tripas de todos los playeros en la cancha. Allen se transformó en un gigante y desde él se produjo la reacción. A los tres minutos llega un nuevo misil de Marcel para ponernos abajo 57 a 52. García Morales nos responde con dos libres. De todas formas el trámite se tornó parejo y tenso. Malvín luchaba cada bola como si fuera la última, poniendo mucha actitud. Llega un triplón del Grado 5 Playero y luego dos libres de Marcel a falta de cuatro minutos. El marcador indicaba 63 a 61 a favor de Hebraica. Hicks detiene el envión con un doble. Pero el Mono responde con otro y permanecemos a tiro. Con una asistencia formidable de Nicolás llegó un doble de Allen para igualar el tanteador en 65 faltando dos minutos. A pura rebeldía Malvín seguía vivo en la serie. García Morales superó la defensa en primer línea y acierta un triple vital para el macabeo. Lorrenzo ataca, le cometen falta, va a la línea y acierta uno de los dos libres. Hebraica ataca, pero García Morales falla su tiro de dos puntos. Recuperamos la bola y a falta de 45 segundos Allen recibe una nueva asistencia de Nicolás y vuelve a empardar el tanteador, aunque falla el libre tras la falta pitada a García Morales. El rebote lo toma Hicks, que corre la cancha y le pitan la quinta falta de Lorrenzo, que no la vi. Para mí no fue falta. Restando 30 segundos Malvín no contaba ni con Hatila ni con Wade. Hicks convierte los dos libres. Hay un minuto de tiempo, el Mono lleva la bola, Hicks corta la línea de pase de Nicolás, y el base azul ataca el aro, penetra e intenta convertir con mano cambiada. La pelota no entra, Lloreda toma el rebote y Allen le comete falta. Va a la línea y convierte los dos libres. Faltando 16 segundos perdíamos 72 a 68. El Mono acelera la salida, corre bien la cancha y convierte un triplazo para seguir vivos. Quedaban 8 segundos y nos ganaban 72 a 71. Marcel le comete falta a Hicks, que convierte los dos libres. En los segundos finales Pitu pasa a García Morales y antes de tirar de tres puntos, recibe la falta. El primer libre lo emboca y el segundo lo tira a errar para intentar tomar el rebote. Sin embargo el rebote fue para Hebraica y se sentenció el juego. Ganó Hebraica 76 a 72.

Quedó la sensación que merecíamos más. Pero si lo pensamos con la mente fría es bueno reconocer que Hebraica Macabi fue más en la serie. Nos queda el orgullo de ver a nuestros jugadores reaccionar a tiempo y con mucho corazón. Si bien no nos dio para llegar a la instancia final, nos fuimos dignamente y con mucho carácter.

Arriba Malvín!!!

 

Comentá esta noticia en la Voz del Hincha

Voz del Hincha

Share this Post

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *