Apareció el carácter!!!

Malvín venció a Hebraica Macabi y se puso 1 a 2 en la serie. Vamos!!!

No quedaba otra opción que mostrar el carácter del equipo. Y apareció. Tronó el azul de la playa en el Palacio Peñarol y se llevó un triunfo que motiva y nos hace soñar con revertir la serie y llegar a una nueva instancia final.

La rebeldía invadió la cancha desde el primer minuto. Malvín puso táctica y corazón desde el inicio en un primer cuarto formidable en lo colectivo, de la mano de un Mono que se hizo gigante y dio un salto de calidad a todo el equipo.

A los dos minutos del primer período estábamos igualados en 6. Un minuto más tarde nos pasan con doble de García Morales 8 a 6. El partido parecía complicarse con una tarea defensiva que no daba resultados. Sin embargo a los tres minutos y medio el viento cambió en el Palacio. La alerta azul removió las tripas de todos los presentes y contagió talento y garra. Malvín marcó la cancha con tres cañonazos. El primero vino de la mano de Allen, el segundo de Lorrenzo (de excelente primer cuarto), y el tercero de un Mono que reclutaba magia en cada pique y brillaba en cada toma del balón. A los cinco minutos ganábamos 15 a 8. Hebraica ataca, Nicolás realiza un gran robo y en la recarga Federico los vuelve a lastimar. Descuentan por el lado de Lloreda. Pero la actitud defensiva de la playa rompió el ataque macabeo y nos permitió contraatacar a gran velocidad. En menos de cuatro minutos pusimos un parcial de 14 a 2. El primer cuarto fue nuestro 31 a 12, basándonos en una defensa sólida (fundamentalmente en la primera línea, robando muchas pelotas y protegiendo el pick central), teniendo buenos porcentajes de tres puntos y corriendo de excelente manera la cancha.

En el segundo cuarto no logramos desplegar el mismo juego ofensivo. Pero sostuvimos la diferencia en base a la tarea defensiva. Lorrenzo suma con libres, mientras tanto Hebraica suma con Parodi, que había sido muy bien frenado por el Mono. Gracias a la defensa continuamos ampliando la ventaja. Con 6 puntos corridos de Federico, logramos la máxima de todo el partido: 24 unidades (42 a 18). Es un triple de Parodi el que les permite descontar, aunque el Mono vuelve a sumar desde la línea y con tiro de cancha. El base azul culminó el primer tiempo con 18 puntos y 5 asistencias, cumpliendo hasta ese momento con uno de sus mejores partidos de la temporada. Con triple de Aguilera ellos se acomodan en el tanteador y descuentan. Primer tiempo nuestro 46 a 28.

Si uno toma en cuenta los resultados de los cuartos, el equipo de López ganó uno solo. En el primero se impuso 31 a 12. Pero los otros tres los perdió (16 -15, 22 – 19, y 30 – 21). Muchos teníamos la incógnita del tercer cuarto. Tomando en cuenta los dos partidos anteriores, ¿qué sucedería en el tercer período? Por lo pronto Malvín bancó bien. Si bien perdió el cuarto, fue parejo y Hebraica apenas logró descontar 3 puntos. A los dos minutos y con libre de Hatila nos vamos arriba 52 a 32. Ampliamos la ventaja con doble de Allen. Allí el partido entró en una meseta. Logramos permanecer con una ventaja de 20 unidades por dos o tres minutos. El que la rompe es Hicks con dos triples. Pero el Mono entró decidido. Lanzó un misil nuclear que frenó el intento de reacción macabea. Tercer cuarto nuestro 65 a 50.

Nuestra defensa comenzaba a perder intensidad. Algo lógico, ya que el cansancio en las piernas no nos dejaba tener un tono defensivo igual de alto que en el primer tiempo. Y lo peor llegó en el arranque del último cuarto. García Morales marca la cancha con un triple, seguido de puntos de Zanotta. El Grado 5 Playero penetra y nos da aire. Pero en la recarga Zanotta nos vuelve a complicar con puntos y libre, bien secundado por Parodi. En tres minutos nos colocaron un parcial de 15 a 2. La ventaja se había esfumado. En ese momento caliente, llega un doble pesado de Lorrenzo. Sin embargo Hicks responde con un triple muy festejado por el panameño. Hebraica Macabi se había puesto a 1 punto! Llega un doble clave de Hatila, que desgastaba además a Lloreda en la pintura. Robamos la bola y en el ataque rápido Lorrenzo no falló y la mandó a guardar. Parecía que frenamos un nuevo intento de reacción. A falta de cuatro minutos, cuando el trámite provocaba mucha incertidumbre, apareció un triple descomunal del Mono para comenzar a derretir el partido. Nos fuimos arriba 78 a 70. Pero un triple de García Morales los mantiene en el juego. Sin embargo a falta de dos minutos llega una hunidad bárbara de Lorrenzo, evidenciando que el carácter azul iba a superar cualquier obstáculo propuesto por el rival. Lo curioso en este período es que Hebraica no tenía faltas. Había descontado muchos puntos en pocos minutos pero sin que le pitaran ningún foul. Además en el cierre se sucedieron algunos fallos que nos perjudicaron. De todas formas, nos hicimos fuertes de cabeza y nada nos pudo doblegar. Cerramos el juego con una tapa espectacular de Hatila y con libres de Allen y Nicolás. Ganamos bien 86 a 80.

Ganar este partido nos permite volver a la cancha este sábado para mantener viva la ilusión de pelear por el campeonato. Pero tenemos que ser conscientes que también el trámite nos presentó algunos problemas. Volvimos a recibir más de 50 puntos en el segundo tiempo (52 para ser exactos). Es vital que sigamos trabajando en la intensidad defensiva. Ayer la rotación fue corta. Necesitamos llegar con piernas al final.

Hablando de piernas, noté a Hebraica un poco cansado, fundamentalmente en sus internos. El sábado hay que jugar rápido para seguir cansándolos. Puede ser una ventaja en esta serie larga.

Nos vemos el sábado!

Arriba!!!

 

Comentá esta noticia en la Voz del Hincha

Voz del Hincha

Share this Post

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *