15 minutos de talento máximo cimentaron la victoria!

Tras la dura derrota ante Bohemios, Malvín recibía en el Canil al elenco de Trouville. El arranque no fue el mejor, pero los últimos 15 minutos del partido fueron dignos del Sodre y del Solís. Malvín fue un ballet basquetbolístico con un Hatila y Nicolás mostrando todo su talento, muy bien secundados por Frank y Marcel.

Por el arranque que tuvimos y luego de la lesión de Marcos (esguince de tobillo), pensé que el partido se podía complicar. Sin embargo, el azul estuvo intenso en defensa frente a un alicaído Trouville y en ataque aplastó al conjunto visitante que no pudo con el pick and roll y pick and pop del Grado 5 Playero y del león Hatila.

A los tres minutos del inicio del cotejo perdíamos 10 a 1. Trouville nos dañaba de la mano de sus extranjeros, fundamentalmente Brown. Parecía ser la misma película que vimos contra Hebraica también en nuestra cancha. Nuestro perímetro no estaba siendo efectivo en ofensiva y los pocos puntos llegaron con Darrius y Hatila. Con otro triple de Brown (metió tres en cuatro minutos) se mantienen en ventaja 12 a 5. Pero de allí en más los dirigidos por López pisaron el acelerador defensivo y controlaron las vías de gol del equipo de Tito. Colocamos un parcial de 14 a 4 en el segundo tramo del primer cuarto. Hatila y Nicolás empezaron a dejar claro qué pasan cuando se asocian, bien secundados por un Frank que aportó 7 unidades importantes en este período. Ganamos el cuarto 19 a 16.

El segundo cuarto comenzamos arriba con un triple sorpresivo de Darrius. Pero en ese instante se produjo la lesión de Marcos Cabot. Las caras largas invadieron el Canil y la incertidumbre se vio en el rostro afligido de la mayoría de los hinchas azules. Nos responden con un triple de Cáceres y luego llega un doblón de Hatila tras una asistencia formidable de Emiliano, mostrando el camino para hacer lucir al pívot playero. Las defensas se mostraban sólidas en ambas escuadras. A los cinco minutos ganábamos 26 a 19 con doble de Marcel. Pero un pasaje bárbaro de Joaquín Izuibejeres con 6 puntos corridos los pone a tiro rápidamente. Faltando tres minutos nos pasan con libres de Newsome 29 a 28. El trámite se emparejó. Con un doble espectacular de Nicolás recuperamos la ventaja, pero ellos nos la quitan de la mano de Catalá. Primer tiempo igualados en 31.

En defensa hicimos un buen juego desde el minuto 5 del primer cuarto, pero en el segundo período nos costó fluir en ataque. Algo similar ocurrió en el inicio del tercer cuarto. No logramos predominar en ofensiva y por el lado de Trouville Brown llegó suelto para aportar dos bombazos. A los tres miutos nos ganan 43 a 36. El equipo azul no se veía claro y tenía problemas. Frank fue el que comenzó a solucionarlos con tres dobles consecutivos y luego llegó el espectáculo sublime de Hatila y Nicolás. Con la receta del pick and pop y del pick and rol, el escolta y el pívot removieron las bases defensivas del rojo de Pocitos y las hicieron temblar hasta derrumbar a su rival. De esta manera pasamos 50 a 46 a falta de dos minutos, colocando un parcial de 14 a 3. Hatila se convirtió en el patrón de la zona pintada. Tomó un nuevo rebote de ataque, pasó la bola a Nicolás quien no perdonó con un cañonazo fenomenal. Tercer cuarto nuestro 53 a 46.

El inicio del último cuarto volvió a ser flojo en el tono defensivo. A los dos minutos se colocan abajo 53 a 52. Es un misil de Pitu lo que nos permite recuperar la diferencia, seguido de un doblón de Hatila, otra vez tras la asistencia del capitán. En los siguientes dos minutos explotó la cantera azul. De la mano de Pitu y Marcel ampliamos la ventaja. A los cinco minutos ganábamos 65 a 54 con un pacial de 11 a 2. Luego volvió a acontecer el espectáculo magistral de Nicolás y Hatila, donde el talento brilló en su máxima expresión. La diferencia se multiplicó y el encuentro se sentenció. El último cuarto lo ganamos 22 a 10 con un excelente rendimiento.

La victoria fue nuestra 75 a 56.

Ahora se viene el parate por la selección. Volvemos a jugar el lunes 4 de diciembre frente a Nacional. El tiempo nos viene muy bien para recuperar a Marcos de su esguince de tobillo.

Con todo!!!

 

Comments 1

  1. Marcelo

    Sinceramente no hay palabras para decir lo que es poder disfrutar al mejor jugador perimetral, por lejos, del Uruguay de los último años en mi querido Malvín. Y decir que los jueces no lo cuidan como se lo merece. Permiten que le hagan de todo, desde su marcador personal hasta los grandes que se mueven y chocan ilegalmente abajo del aro cada vez que está buscando salir al perímetro. Ver jugar al enorme Nicolás Mazzarino en Malvín es un lujo que hay que agradecer eternamente a quienes lo hicieron y hacen posible. Me gustaría que todos los chiquilines de las formativas pudieran verlo y aprender toooodo lo que hace y lo tomen como ejemplo, porque para tener el maravilloso resultado que tiene seguro hay muchísimo trabajo atras. Creo que nos está faltando un 4 extranjero que aporte al equipo y con el trabajo del resto del equipo estamos para pelear el campeonato. Falta mucho y hay que cuidar los detalles para llegar adecuadamente a la parte caliente del campeonato.
    Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *